septiembre 29, 2022 8:27 pm

China aterriza en la fórmula 1

Zhou Guanyu figura desde el martes en los anales del automovilismo por ser el primer chino fichado por una escudería de la Fórmula 1 con plaza fija. Alfa Romeo ha anunciado que el oriundo de Shanghái, de 22 años, pasará a conformar su tándem de mayor jerarquía en el próximo campeonato, en sustitución de Antonio Giovinazzi. Zhou tendrá el privilegio de ser compañero de equipo del mismísimo Valteri Bottas, quien se despide de Mercedes tras cinco temporadas junto al heptacampeón mundial Lewis Hamilton.

“He cumplido un sueño de mi infancia”, ha reconocido Zhou, quien marcha segundo en la actual campaña de la Fórmula 2, con sonados triunfos en Baréin y Silverstone. A falta de dos fines de semana, en Arabia Saudí y Abu Dabi, se encuentra de lleno en la puja por el título tras el volante de un Virtuosi Racing, a 36 puntos del australiano Oscar Piastri.

“Desde que era pequeño quería ascender hasta la cúspide del deporte que amo. Es un privilegio empezar mi carrera en la F1 en un equipo tan icónico y que ha contado con tantísimo talento joven a lo largo de los años”, afirma. Arropado del orgullo de sus millones de compatriotas, la burbuja en la que vive es más que visible cuando clama que convertirse en el primer piloto chino de la categoría reina del automovilismo “es todo un hito en la historia”.

Su pasión por los vehículos de cuatro ruedas es una cuestión casi genética. A pesar de que han velado con un celo desmesurado por su privacidad, los Zhou, originarios de la provincia de Shandong, han amasado una gran cantidad de dinero en la industria automotriz. Su padre y su tío son dueños de 23 empresas repartidas por China, de las que al menos dos tienen un capital que supera los 1.000 millones de yuanes (más de 138 millones de euros), además del mayor circuito de karts de esa provincia, ubicado en Weifang, la ciudad natal de su progenitor.

En 2012 los Zhou se mudaron a Reino Unido, donde Guanyu destacó pilotando karts, una afición que le acompaña desde los ocho años. Sus primeros podios de envergadura llegaron en 2013, cuando formaba parte del equipo Strawberry Racing. Un año más tarde ingresó en la Academia de Pilotos de Ferrari, donde permaneció hasta 2018.

En 2015 fue subcampeón del Campeonato Italiano de Fórmula 4, una competición en la que coincidió con el británico Lando Norris, con quien ahora se reencuentra en la parrilla de la F1. El patrocinio aquella temporada provenía de una de las empresas de su padre, Guanyu Holdings.

Un curso más tarde, Zhou promocionó a Fórmula 3, categoría en la que compitió durante tres temporadas, corriendo en las filas de Motopark e Iatterly Prema. A pesar de un debut prometedor, con dos podios, Guanyu se desinfló y terminó decimotercero aquel 2016. Los dos años siguientes no superaría el octavo puesto.

Zhou ha formado parte del programa junior de Alpine, escudería propiedad de Renault, desde 2019. Su temporada como rookie de la Fórmula 2 finalizó con una séptima posición, mientras que en la de 2020 lo hizo en sexta, con seis podios y una espectacular victoria en Rusia, donde dominó de principio a fin. El pasado julio, sustituyó al español Fernando Alonso durante los entrenamientos del fin de semana del Gran Premio de Austria. Su debut con Alfa será el próximo mes, en las pruebas del GP de Abu Dabi.

El presidente de la Fórmula 1, Stefano Domenicali, a sabiendas de lo que implica tenerlo a borde de un monoplaza en la máxima categoría del automovilismo, pues muchos lo consideran una mera acción mediática, no ha maquillado en absoluto su satisfacción por la incorporación de un piloto chino al circuito: “Es fantástico, tanto para este deporte como para los millones de aficionados chinos, quienes ahora tendrán un héroe nacional al que apoyar durante toda la temporada”. “Debemos mantener el entusiasmo de todos los fans chinos en 2022″, ha agregado.

Lo mismo ha hecho Frederic Vasseur, director ejecutivo de Alfa Romeo, quien ha afirmado que la decisión es crucial para el futuro del equipo –noveno de diez en el ránking de constructores–, aunque reitera que el joven piloto tiene un gran talento. La incorporación de Zhou al Gran Circo podría generar más de 30 millones de euros en patrocinios.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Enlace de origen : China aterriza en la fórmula 1