noviembre 29, 2022 3:55 am

Cuando mamuts y dientes de sable vivían en Tarragona

Imagen de las excavaciones en el Barranc de la Boella, en La Canonja (Tarragona).
Imagen de las excavaciones en el Barranc de la Boella, en La Canonja (Tarragona).Palmira Saladié (EFE)

Hubo un tiempo en que mamuts y tigres dientes de sable deambulaban por Tarragona. Tranquilos: hace un millón de años (la época de la Loana prehistórica de Raquel Welch y su afortunada pareja cavernícola Tumak, efectivamente).

Restos de ambos animales, dos de las especies más emblemáticas y espectaculares del pleistoceno inferior y de nuestros más animados sueños antediluvianos, han aparecido en la 16 ª campaña de excavación arqueológica, del 5 al 30 de septiembre, en el yacimiento del Barranc de la Boella (la Canonja, Tarragonès), bajo la dirección de los investigadores del Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (IPHES) Palmira Saladié y Josep Vallverdú.

El yacimiento, destaca en una nota el centro, se ha convertido en un referente internacional para el conocimiento de las primeras poblaciones humanas de Europa. Los trabajos han permitido hallar un gran conjunto de herramientas líticas de sílex, además de recuperar abundantes restos de fauna.

En el sector del yacimiento denominado Cala 1 se han recuperado más restos (los primeros empezaron a aparecer en 2007) de un mamut que fue destazado y despellejado por humanos. Los huesos del paquidermo han aparecido junto a útiles como hachas, empleados para disponer del animal. Mientras, en el sector de la Mina se han recuperado otras herramientas de piedra como un insólito pico de esquisto. En el mismo sector han aparecido los restos del tigre dientes de sable: una mandíbula, desde luego la parte más interesante.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Enlace de origen : Cuando mamuts y dientes de sable vivían en Tarragona